Let´s TRANCE!


Escribo estas líneas en el trance de la luna menguante a la nueva luna de mañana. El cielo oscuro y el ciclo que acaba. Después de haberme bailado en casa casi la playlist entera, estoy un poco mareada y revuelta.

Las voces y los sonidos repetitivos vienen a mi, me traen el eterno ciclo del todo.

Vallecas es un buen sitio para el trance, podría pasar horas hipnotizada por el sonido de mi gasolinera, las peleas de los borrachos, los coches...La gran coreografía de la vida urbana, con sus sin sentidos cotidianos, que nos parecen tan importantes, y acaso, ¿no lo son?

El trance siempre me ha parecido un reto. El otro día en un curso de danza teatro cuando los demás asistentes, actores, soltaban la voz, de una manera catártica, sentí mucha envidia de esa capacidad de conectar con el trance a través de la voz y el cuerpo.

Mi naturaleza contenídamente explosiva, me pide sujeción de continuo. Por eso, en estos momentos de libertad en mi espacio protegido, acompañada de esas músicas que tienen la capacidad de sujetar a las almas, cuerpos y mentes en el arduo proceso del trance, me siento más que moviéndome, gritando. Y entro en un trance pausado y silencioso, donde todo vale. La mayor de las intimidades interiores, donde estoy sola, sin personajes, ni identidades.

Feliz nuevo ciclo, que estas músicas os inviten al vacío...o a lo que necesitéis...

#músicas #playlist #inspiración

13 vistas

 Danzas de raíz