Arabidades: Rachida Aharrat

BAILAR PARA SER VISTA





Cómo resumir el trabajo de una creadora, cuando toda parte del proceso es importante…

Nuestro trabajo es un posicionarse ante las cosas continuo, son contextos y espacios que vivimos en el tiempo y sobre todo en el proceso.

El cuerpo de Rachida está posicionado en dos lugares, las dos orillas del occidente mediterráneo (Marruecos en lengua árabe es Almagreb, es decir el occidente)(1) y los dos lenguajes corporales que domina, la danza contemporánea y la danza árabe oriental. Esta es una posición privilegiada, no por ser algo otorgado sino porque ella misma consciente de ese lugar, ha sabido, sabe utilizarla en favor de su trabajo y todos nosotros nos beneficiamos de ese posicionamiento suyo que comparte a través de su danza y sus enseñanzas al respecto del cuerpo.


¿Qué es danzar entre otras cosas sino privilegiarse?

Ese proceso es lo que me parece tan interesante, cómo en lo interno, en las contradicciones, vivencias y experiencias encontramos la fuente y la ponemos al servicio posicionándonos y luego bailamos como tan bonito me explica ella, para que nos vean...y para compartir con otros lo que significa sentirse en privilegio, reflexiono yo escuchándola.


Hablar con Rachida es una delicia.

Conversando me cuenta que la primera vez que vio un cartel de clases de danza oriental pensó en algo exótico y lejano, como esas imágenes de diosas que hacen gestos (mudras) con sus manos. Esto nos abre la puerta a las mil formas de ver el oriente, según los ojos con los que miremos. Y da la espalda a la única visión, hablo del campo de la danza, de lo oriental como árabe, más fruto y herencia del eurocentrismo orientalista que de la propia realidad. Porque lo árabe también puede ser occidental y la traducción simple del término sharqy(2) (oriental) fuera del contexto de lo que conocemos como Mundo Árabe, también nos afecta como bailarinas y nos limita.


Trabajos como el de Rachida pueden dar pie a esta reflexión en torno a lo árabe. Lo árabe como palabra, como cuerpo, como espacio, como posicionamiento, no entre mundos opuestos sino en el mismo mundo con sus diferencias, siendo parte integrante. Igual que el eterno dilema entre danzas populares o académicas, como contraposición y no como yuxtaposición.

Y esa yuxtaposición es lo que hace que la danza de Rachida sea contemporánea de sí misma, porque se desdobla mientras baila y es capaz de mirarse dentro y fuera, y ella misma observa a esa supuesta dualidad irreal pero presente conviviendo en su cuerpo, por esa vocación tan clara de bailar para ser vista



¡A la lima y al limón!*(cuestionario)



 Nombre  
Rachida Aharrat El Allouch

¿Cuáles son tus orígenes?  
Nacida en Tetuán, Marruecos, de familia musulmana.
 Con dos años llegue a Barcelona de la mano de mis padres.

¿Han condicionado estos en tu forma de ver y estar en el mundo?
 ¿En qué?

En todo. El vivir entre dos religiones, dos culturas, tres lenguas (en mi caso Catalunya). 
Te hace repensar todo en tu vida, el por qué de todo y que sentido tiene.  
¿Por qué gente que te rodea te discrimina por ser árabe?, dices tu nombre y eres extranjera y si vuelves a la tierra que has nacido lo continúas siendo porque tienes acento extranjero. Creces sin familia alrededor,
¿tengo primos?, ¿tengo abuelas?, ¿ qué religión es más importante la que te enseñan en casa o la que rezas en la escuela?, ¿ qué importancia tiene tener unas deportivas Nike cuando hay personas de tu edad que solo llevan chanclas y todavía tienen que ir a buscar agua al pozo?. 
Qué con 13 años tus amigos están pensando en la excursión o en la acampada del fin de semana, y a ti te han pedido la mano para casarte. 

Todas estas situaciones te hacen reflexionar y mucho!!
 En mi caso, (después de  años de trabajo personal y crisis importantes, también hay que decirlo...) todas estas circunstancias me han ayudado a tener una perspectiva diferente de los problemas a los que te enfrentas, a ser más flexible, más empática, más abierta y con menos prejuicios, vivir diferentes realidades me ha ayudado también a desapegarme de lo innecesario y fútil. La pertenencia a..., la creencia firme o inamovible a algo ya no es parte de mí.. con los años he acabado entendiendo que tu casa eres tú misma y tu patria la gente que quieres y te acompaña durante tu vida o en algún tramo de ella, sin tener en cuenta, banderas, procedencia, lengua, religión o frontera.



¿Qué es para ti la tradición?
Para mi es un ritual que se mantiene en el tiempo, un ritual que sirve para fortalecer los vínculos
 y el sentido de pertenencia.


Sí te digo la palabra árabe, ¿ qué es lo primero que te viene a la cabeza?  
Me llegan sensaciones como sutil, delicado, refinado, reflexivo, observador, adaptable.


¿Identificas algún gesto/movimiento/sensación corpórea o recuerdo que sea una herencia de tu linaje? (no tiene porque ser algo explicable, puede ser en el campo de lo abstracto y sutil)  

El tacto, la intimidad, espacio personal reducido, a veces la falta de intimidad, manos calientes y expresivas, palmadas, manos gesticulando a la altura de la cara. Miradas muy expresivas. Manos limpiando el cuerpo antes de rezar, manos cocinando, flexiones con el brazo apoyado en las piernas, como la de los campesinos al hacer la recolección. La posición en cuclillas, la posición de loto, la posición semi estirada del cuerpo en un diván, relajado, reflexionando, charlando