Con música y con aroma





"Le he puesto una rosa fresca

a la flauta melancólica,

cuando cante, cantará

con música y con aroma"

Juan Ramón Jiménez








Hay temas que te agudizan la sensibilidad.


En estos días de bastante inactividad y silencio, de otoño de hojas caídas, de virus, de poca luz en el más amplio de los sentidos. No se me ocurre mejor manera de invocar a la sensibilidad que escuchando.

Escucho mi cuerpo que me pide dulces continuamente y bastante poco movimiento, escucho el silencio de mi corrala en La Latina, donde ahora no hay guiris, ni airbnb, ni casi nada, mis vecinos colombianos que no paran de hablar y alguien que toca de vez en cuando un clarinete...

A veces pienso que pensarán de mi cuando pongo la música alta y repito convulsivamente una canción en cascada mientras bailo, sin descanso, entro en calor, sudo y libero. ¿Qué haría sin la danza? prefiero no contestarme a esa pregunta.


Sensibilidad, bonita palabra de hojas secas.


Salvará el mundo la sensibilidad? Salvará algo este mundo?????

también prefiero no contestarme a esa pregunta.


Este otoño me viene grande, nos viene grande a todas nosotros. Habría que salir a la calle, levantarse, reaccionar ante muchas cosas, pero no lo hacemos...tenemos frío en el más amplio sentido de la palabra.




-Fotografía: Patricia Álvarez.

Cerro del Águila; Puebla de Guzmán (Huelva)